Remedios para la caída del cabello

¿Qué tal amigos?

Poco falta para entrar en otoño. Esa estación en la que se caen las hojas, los animales mudan el pelo, y a nosotros por desgracia…. se nos cae el cabello.

Y es que es algo muy natural. Durante toda la vida, perdemos pelo a diario para permitir que crezcan nuevos. En concreto, entre 100 y 200 pelos al día. Parece mucho, pero no lo es. Nuestra cabeza tiene alrededor de cien mil cabellos.

Y en esta época que se acentúa dicha caída, tenemos que prestarle especial atención y cuidarlo aún más.

Para empezar, hay que distinguir las principales causas de la caída de cabello:

  • Alopecia. Es la perdida excesiva de cabello, que puede darse por diferentes causas, como genética, hongos, inflamación del cuero cabelludo, hormonas o la propia edad. Se considera enfermedad, y requiere un tratamiento médico especializado.
  • Efectos ambientales. La excesiva radiación solar sobre el cuero cabelludo, provoca la inflamación de este, dando lugar a una pérdida mayor de cabello. Por eso se debe evitar la sobreexposición. Un sombrero, gorra o pañuelo en verano, puede ser un gran aliado para evitar estos efectos.
  • El estrés. Este estado no es bueno en ningún aspecto. Ya hemos visto en anteriores posts, lo perjudicial que es para la salud en general, para la piel, y cómo atajarlo. Os dejo el enlace con los consejos al respecto.
  • Una mala nutrición. Esto siempre es perjudicial. Se notará en varios aspectos de la salud. Entre otros, el que estamos tratando. Se necesita tomar la cantidad correcta de nutrientes, vitaminas y minerales para una salud equilibrada en general.
  • El tabaco. Sabemos que afecta de forma negativa en general. Y en particular el cabello también se ve dañado.
  • Productos químicos. Durante toda la vida sometemos el pelo a gran cantidad de ellos, ya sea por higiene, para teñirlo, alisarlo o rizarlo. El abuso de ellos lo debilita y acaba rompiéndose y/o cayéndose.
  • Secadores y planchas. Igual que con los productos químicos, no se debe abusar del calor, para evitar los mismos efectos.
  • Medicación. En ocasiones se necesita utilizar cierta medicación, que tiene como efecto secundario la pérdida del cabello en mayor o menor medida. Algunos ejemplos son los medicamentos que previenen el acné, que bajan el colesterol, medicamentos para la depresión, para la epilepsia, para enfermedades de la sangre, enfermedades cardíacas, tratamientos para los hongos, antiinflamatorios, medicamentos para las úlceras, para el párkinson, para el ácido úrico, etc. Para conocer los medicamentos concretos, lo mejor es leer detenidamente el prospecto. Por otro lado, lo normal es recuperar el cabello perdido al finalizar el tratamiento.

Os voy a dar una lista de recomendaciones y remedios naturales que ayudan a la prevención de este problema.

CONSEJOS

  • No utilizar agua caliente para lavar el pelo. Lo mejor es tibia y fría para finalizar, ya que esto cerrará las cutículas. Intentar no utilizar secadores ni planchas en la medida de lo posible. Lo mejor es dejar secar al natural, o como mucho, utilizando el aire frío.

Más adelante haré un post con trucos para dar forma al cabello de manera natural sin calor.

  • Utilizar la menor cantidad posible de  tintes, a ser posible ninguno, o al menos evitar la decoloración, que daña al máximo la cutícula.
  • Lavar el pelo de forma regular y buscar productos de higiene capilar suaves y adecuados a cada tipo de cabello. No recomiendo usar un champú para la caída, porque no está demostrado que funcionen. Lo mejor es detectar qué tipo de cabello se tiene y buscar uno específico: para seco, graso, fino o normal. Aunque si se tiene caspa o el cabello  con color, habrá que utilizar uno para tal fin. Se deben evitar los champús con ingredientes como sulfatos. Para cabellos quebradizos o secos, los mejores productos a utilizar, son los que contienen siliconas.

Últimamente se ha extendido la utilización de productos naturales, lo cual está muy bien, pero por el contrario un rechazo a determinados productos que contienen ingredientes como las siliconas y los parabenos. Hay que puntualizar, que las siliconas son un derivado del petróleo. La función de los productos que lo contienen, es recubrir la totalidad del pelo, aportándole la sensación de brillo y sedosidad. Por lo tanto, la apariencia del cabello es de mayor limpieza, suavidad y brillo. (Siendo recomendados para cabellos secos o quebradizos y debiendo evitarlos los cabellos grasos) La apariencia que da al cabello no es real. El pelo queda recubierto aparentando estar sano aunque en realidad no sea así. Por lo tanto, para quienes sí busquen un cabello sano, esto no les servirá.

En cuanto a los parabenos, son conservantes de carácter fungicida y bactericida, que impiden que aparezcan bacterias, moho o bichejos, y así poder disfrutar del producto durante más tiempo. Existe la creencia de que siendo utilizado de manera prolongada, podría aumentar las probabilidades de padecer cáncer. Esta creencia no está demostrada aunque está en estudio. No obstante, a día de hoy, hay una gran cantidad de productos que no los contienen o contienen parabenos naturales u orgánicos, que se metabolizan de manera natural, sin suponer ningún perjuicio, y cumplen la misma función.

Para saber si un producto lleva siliconas, hay que fijarse en la etiqueta buscando un compuesto terminado en –xane, -cone o –conol. E igualmente los parabenos, con terminaciones en -paraben, -parabeno o –parabens.

Como dato a tener en cuenta para alérgicos: las personas que tienen alergia a la aspirina, comúnmente suelen ser sensibles ante los parabenos.

  • Utilizar un buen cepillo, preferiblemente de fibras naturales, y no cepillar de arriba abajo, sino de medios a puntas y de estos a la raíz. Esto evitará que se rompa el pelo, ya que estando mojado es mucho más frágil.
  • Realizar un masaje en el cuero cabelludo para aumentar el flujo sanguíneo en la superficie y estimular los folículos pilosos.
  • Seguir una dieta saludable, beber dos litros y medio de agua al día, consumir alimentos ricos en vitamina c, ácidos grasos omega 3 y en hierro. También se puede considerar tomar complementos alimenticios.
  • Evitar la exposición prolongada al sol, o utilizar gorras o pañuelos.
  • Utilizar acondicionadores y mascarillas que desenredan el pelo y evitan tirones, además de nutrirlo.

Es importante que a la hora de aplicar el champú en el cuero cabelludo, no se utilice demasiada fuerza. La presión debe ser suave. De igual modo se debe evitar frotar el pelo con la toalla para secarlo.

REMEDIOS NATURALES

  1. El aceite de coco. Es el más conocido y utilizado para evitar la caída y en general mantener un cabello nutrido y sano. Se puede comprar en cualquier farmacia o droguería. Lo ideal es dar un suave masaje en el cuero cabelludo, antes del lavado habitual, una o dos veces por semana. Esto además ayuda a estimular el crecimiento de nuevo pelo. (No utilizar en cabellos grasos). También se puede utilizar en las puntas a modo sérum después de cada lavado para mantenerlas selladas.
  2. El aceite de almendras dulces es una alternativa al de coco. Se puede utilizar solo o en conjunto con otros aceites como el de romero, oliva o el de ricino. Todos por separado son efectivos. Hidratan y fortalecen el cabello. Pero en conjunto lo son aún más. Se vierte una pequeña cantidad de producto en una taza y se calienta en el microondas para alcanzar la temperatura adecuada (nunca demasiado caliente) Se aplicaría realizando el mismo masaje que con el anterior, aplicando una suave presión en el cuero cabelludo. Se puede aclarar directamente, o se puede utilizar un gorro de baño de plástico, para cubrir toda la cabeza, dejándolo actuar durante media hora, para que el calor que genere abra los poros y penetre más en profundidad. Esta mascarilla natural se puede aplicar una vez por semana.
  3. Zumo de cebolla. Tiene un alto contenido en azufre, y ayuda a mejorar la circulación de la sangre. Al aplicarlo en el cuero cabelludo mediante un suave masaje, mejora la circulación de los folículos, reduciendo la inflamación y regenerándolos. Como tiene propiedades antibacterianas, combaten las posibles infecciones que pueden provocar la caída del cabello. Se deja actuar durante media hora antes del lavado habitual y después se retira con abundante agua.
  4. La remolacha. Es otra alternativa al zumo de cebolla. Se aplica exactamente del mismo modo que en el anterior.
  5. El vinagre de manzana. También contiene azufre y no sólo se utiliza para alejar los piojos, sino que también tiene propiedades beneficiosas para el pelo. Se mezcla una taza con té de salvia y tres cucharadas de vinagre de manzana. No utilizar en cabellos rubios o claros, porque esta mezcla oscurece el pelo.
  6. Zumo de zanahoria y coco. La zanahoria contiene antioxidantes, vitamina B6 y B12 que sin duda aportan salud y brillo al pelo. Se agrega a partes iguales la leche de coco (ojo no aceite) con el zumo de zanahoria. Se aplica y se deja actuar durante 15 minutos. Se puede utilizar una o dos veces por semana.

Para todos estos remedios, la clave es la constancia. Con un poco de paciencia se pueden empezar a ver resultados a partir de un mes de utilización.

¿Os animáis a probarlos y me contáis vuestra experiencia?

Estos consejos son tanto para mujeres como para hombres. Que luego algunos me escribís pidiendo que haga posts específicos para vosotros.

Menos en los consejos de moda, el resto son completamente unisex.

Como sabéis, septiembre es el mes de las vueltas: la vuelta al cole, la vuelta al trabajo, la vuelta a los cuidados y la vuelta a la rutina en general.

¡Vamos a empezar el otoño con buen pie y buena melena!

Que paséis una feliz semana y os espero el viernes en un nuevo post.

Si os ha gustado este, podéis dejarme vuestra valoración en estrellitas, un comentario en la cajita de abajo y compartirlo en vuestras redes.

Mil gracias y mil besos.

Anuncios

10 comentarios en “Remedios para la caída del cabello

  1. trendywithstyle dijo:

    Qué interesante tu post!! Gracias por los consejos!! Yo en otoño suelo recurrir a unas pastillas para frenar la caida, pero tendré en cuenta las mascarillas de aceite de almendras y la de coco entre otras, que no las conocía. Aunque suelo usar un champú de coco que deja el pelo super suave.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s